Skip to main content

“Then Jesus, filled with the power of the Spirit, returned to Galilee.” — Luke 4:14

Desmantelamiento del racismo estructural

For more information:

(800) 728-7228
Send email

Or write to
100 Witherspoon Street
Louisville, KY 40202

Graffiti Art - Love is Color

Musicians playing at anti-racism event

El racismo está profundamente arraigado en la vida y la historia de los EE. UU. A través de la colonización, la esclavitud y una vergonzosa historia de acción legislativa y declaraciones judiciales, nuestra nación creó y abrazó un sistema que valoraba y devaluaba a las personas basándose simplemente en el color de la piel y la identidad étnica. Las personas de color fueron subyugadas deliberadamente para obtener ventajas materiales, políticas y sociales. El racismo de hoy es el legado continuo y perdurable de esta historia.

Existe una creciente conciencia entre los presbiterianos de que el racismo es una crisis y debe abordarse. La IP (EE. UU.) está firmemente comprometida con la lucha por la justicia racial.

¿Por qué hablamos sobre racismo estructural?

El racismo no se trata principalmente de prejuicios individuales o de las creencias y actitudes de un individuo. Más bien, el racismo en los Estados Unidos es un sistema socialmente construido. Algunas personas tienen ventajas y otras están en desventaja a causa del color de su piel, su identidad étnica o su origen ancestral. El poder social y el prejuicio se han combinado para tratar a las personas de manera diferente, ya sea intencionalmente o no. Algunas personas son privilegiadas mientras que otras son oprimidas. Como consecuencia, existe un acceso desigual e injusto a recursos como el dinero, la educación, la información y el poder para tomar decisiones.

El racismo estructural puede manifestarse de múltiples maneras, incluyendo:

  • La discriminación en materia de vivienda que limita dónde las personas de color pueden vivir y las lleva a mercados de alquiler en lugar de ser propietarios de viviendas.
  • Leyes y políticas que niegan a las personas de color el acceso a una educación de calidad, empleo y atención médica adecuada.
  • Apartheid de alimentos: áreas que carecen deliberadamente de alimentos frescos asequibles y de calidad.
  • Sistemas de encarcelamiento masivo y justicia penal que se dirigen de manera desproporcionada a las personas de color para otorgarles sentencias más largas, leyes de "parar y registrar", vigilancia excesiva de las comunidades de color, la ruta de la escuela a la prisión, etc.
  • Racismo ambiental: el vertido de desechos peligrosos, la infraestructura inadecuada y la falta de acceso de agua potable que resulta en una variedad de graves problemas de salud en las comunidades de color.

protestors supporting immigrants and refugees to the United States

¿Qué podemos hacer para ayudar a desmantelar el racismo estructural?

Enfrentar sistemas y estructuras racistas profundamente arraigadas en nuestras comunidades y países requiere concientización y resistencia. Antes de que las congregaciones y las comunidades de adoración puedan enfrentar las duras realidades del racismo, es útil tener una buena base.

Un buen lugar para comenzar es tomar el Desafío de Justicia Racial de 21 días, que se adapta a personas, iglesias, presbiterios y sínodos. El desafío nos invita a hacer algo todos los días para crear conciencia sobre el daño del racismo y alentar la acción en respuesta a esa conciencia. La IP (EE. UU.) se ha unido a varias organizaciones sin fines de lucro, organizaciones y sistemas escolares para adaptar el desafío para nuestro uso. Aquí hay un ejemplo de cómo funciona el desafío:

Día 1. Lea la política contra el racismo de la IP (EE. UU.), “Enfrentamos el racismo: una visión de la comunidad intercultural”, en  facingracism.org.

Día 2. Estudie la lección de la primera semana de la guía de estudio de “Enfrentamos el racismo”.

Día 3. Mire una versión actualizada del experimento de la muñeca de Clark, que explora cómo se internalizan las ideas tempranas de inferioridad y superioridad racial.

Día 4. Estudie la lección de la segunda semana de la guía de estudio de “Enfrentamos el racismo”  Guide.

Día 5. Lea la resolución  de la 223a Asamblea General de la PC (EE. UU.) Sobre el racismo ambiental.

Día 6. Mire el seminario web del Programa Presbiteriano contra del Hambre, "Impacto de la injusticia ambiental en las comunidades de color y las personas de bajos ingresos."

Día 7. Lea lo que los jóvenes en el Trienio 2016 aprendieron sobre el racismo ambiental.

Día 8. Estudie la lección de la tercera semana de la guía de estudio de “Enfrentamos el racismo”.

Día 9. Elija un recurso para leer sobre la Doctrina del Descubrimiento en facingracism.org.

Día 10. Mire  el documental de PBS “Unspoken: America’s Native American Boarding Schools”.

Día 11. Haga la prueba de conciencia. . Salga y cambie lo que vea.

Día 12. Estudie la lección de la cuarta semana de la  guía de estudio de “Enfrentamos el racismo.”

Día 13. Lea la Confesión de Belhar. Reflexione sobre cómo su iglesia está usando y viviendo en ella.

Día 14. Visite el sitio web de la Red Intercultural Presbiteriana. Conéctese con un capítulo cerca de usted o pregunte acerca de cómo crear uno.

Día 15. Estudie la lección de la quinta semana de la la guía de estudio de “Enfrentamos el racismo.”

Día 16. Mira la charla TED  ““How to overcome our biases? Walk boldly toward them” por Verna Myers con subtítulos en español.

Día 17. Lea “White Privilege: Unpacking the Invisible Knapsack” por Peggy McIntosh.

Día 18. . Estudie la lección de la sexta semana de la guía de estudio de “Enfrentamos el racismo.”

Día 19. Observe las estructuras y prácticas en su iglesia. Plantee preguntas sobre cómo ayudan u obstaculizan la equidad racial.

Día 20. Participe: Sugiera estudiar a sus líderes la Guía de estudio de Enfrentando el racismo  como una iglesia o un presbiterio.

Día 21. Actúe: Comprométase a hacer el reto de nuevo. Invite a alguien a unirse.

La teología detrás del desmantelamiento del racismo estructural

El racismo es anticristiano. En el 2016, la Asamblea General de la Iglesia Presbiteriana (EE. UU.) aprobó una política integral contra el racismo en toda la iglesia llamada "Enfrentamos el racismo: una visión de la comunidad intercultural". La política establece:

El racismo es una mentira acerca de nuestros semejantes, porque dice que algunos son menos que otros. También es una mentira acerca de Dios, porque afirma falsamente que Dios favorece partes de la creación sobre toda la creación. Debido a nuestra comprensión bíblica de quién es Dios y qué Dios pretende para la humanidad, la IP (EE. UU.) debe oponerse, hablar en contra y trabajar contra el racismo. El esfuerzo antirracista no es opcional para el pueblo cristianos. Es un aspecto esencial del discipulado cristiano, sin el cual no podemos proclamar las Buenas Nuevas de Jesucristo.

El racismo estructural no solo es "lo opuesto a lo que Dios pretende para la humanidad", sino que también es un ejemplo de cómo el pecado es sistémico en lugar de simplemente personal. Como la política contra el racismo de la IP (EE. UU.) establece, “La teología reformada ofrece una comprensión matizada del pecado. Calvino no entendía el pecado como una simple creencia, acción o fracaso moral (Calvino, 1960). Más bien, consideraba el pecado como el estado corporativo de toda la humanidad. Es una infección que daña a cada uno de nosotros y todo lo que somos. Ninguna parte de nosotros, ni nuestra percepción, ni nuestra inteligencia, ni nuestra conciencia, está libre del pecado.

Salmo 14:3 y Romanos 3:10 nos recuerdan que “No hay nadie, ni siquiera uno”. La política de la IP (EE. UU.) también nos recuerda que esta realización “no significa que los seres humanos sean horribles. Más bien, significa que debemos tener humildad acerca de nuestra propia justicia, y que debemos aferrarnos a la gracia de Dios en Jesucristo."

Escrituras para estudio y reflexión

Mateo 25:31–46
Genesis 1:1–31
Salmo 104
Hechos 10:9–23
1 Juan 4:7–8
Efesios 2:19
Isaías 65:17–25
Miqueas6:8
Marcos 7:27–28

¿Cómo desmantelamos el racismo estructural?

  • ¡Conviértase en una congregación de Mateo 25!  Inscribase y prometa hacer su parte.
  • Herramientas y recursos útiles para el estudio y participacion:

Página web de Fenfrentamos el racismo.
Página web de Ministerios Interculturales de Equidad Racial y de las Mujeres
El trabajo de antiracismo de las mujeres presbiterianas (clic aquí)


[ English ]

Tags: